La revolución del street food

El Street Food revoluciona a España

La tendencia del street food llega con fuerza a España. La revolución gastronómica y el reclamo de los food trucks en diferentes rincones del país, ha llevado a que se exijan nuevas normas sanitarias y que muchas experimenten por primera vez lo mejor de la ruta gastronómica callejera.

Lugares como Bilbao, Girona, Huesca, La Coruña, Gijón, Valencia y Alicante se estrenan en la tendencia del street food mientras Barcelona y Madrid siguen su avance y buscan fórmulas para que la comida callejera además de ser parte de la cultura de su población, vaya más allá de una moda y se convierta en un sector gastronómico con alta demanda.

Street food
Son muchos los eventos que tiene Barcelona y en los que esta presente el street food.

En Barcelona se ha ido consolidando una programación mensual en la que se une la tendencia del street food junto a otros eventos para dar pie a citas como la de Van Van Market, Palo Alto Market, Eat Street, Sound eat, All Those Food Market y Demanoenmano, entre otros.

Mientras, otras importantes citas, reconocen cada vez más, la necesidad de la presencia de food trucks y la asistencia masiva de sus seguidores, lo que ha llevado a que en su programación incluyan a la gastronomía callejera, tal es el caso de Vintage in Barcelona, El Rec Store,  o ARTeNOU.

En el caso de Madrid, podemos hablar de importantes convocatorias como MadrEAT, el primer mercado de cocina callejera que se celebra en la capital española y el mayor referente actual del street food de la ciudad.

MadrEAT es un espacio al aire libre donde se reúnen las últimas tendencias del sector gastro. Un punto de encuentro para los amantes de la gastronomía y un lugar céntrico y de vanguardia, con una oferta variada y multicultural que reúne el tercer fin de semana de cada mes la mejor gastronomía de los foodtrucks, stalls, tenderetes, furgonetas, carritos y containers para que jóvenes talentos y grandes expertos ofrezcan y compartan sus nuevos conceptos gastronómicos con los más foodies de la ciudad.

Calidad, cultura y creatividad alrededor del buen comer

cita al aire libre
Aunque en este país a la gente le encanta salir a la calle, la cultura del comer al aire libre comienza con el street food.

Aunque el street food lleva casi un siglo en las grandes urbes de Estados Unidos, el Reino Unido o países asiáticos, lo cierto es que en España es un sector nuevo y lo curioso es que aunque en este país a la gente le encanta salir a la calle, la cultura del comer al aire libre entra lentamente desde hace menos de cinco años siendo Madrid y Barcelona, las primeras ciudades en vivirlo.

Actualmente España se encuentra en la fase de ensayo y error en lo que a cultura gastronómica callejera se refiere. Tanto los organizadores de eventos como los responsables de los food trucks y de la gastronomía callejera van entendiendo que el sello de calidad del street food es profesionalizar la comida callejera.

La calidad
Los aunténticos productos que se emplean en el street food deben ser frescos, de calidad, de proximidad o del obrador .

Los protagonistas del street food en España saben que entre los requisitos más importantes para defender esta tendencia está el emplear ingredientes frescos y de calidad con productos de proximidad o provenientes de obradores. Crear recetas originales, sencillas y creativas, cocinadas desde dentro del food truck, al momento, frente al público y a pié de calle.

El por qué las ferias, los mercadillos y eventos tienen food trucks

Este movimiento nómada se detiene y se organiza los fines de semanas o días festivos en ferias, festivales gastronómicos y encuentros culturales y no va más allá debido a la legislación existente en España que a pesar de los avances gastronómicos callejeros, sigue limitando la venta de comida ambulante.

El Real Decreto 3484/2000 y en el Reglamento 852/2004 del Parlamento Europeo definen que la venta ambulante de comida preparada en la calle está prohibida por ley en la totalidad de localidades y comunidades autónomas. Su participación sólo es permitida de forma excepcional en ferias, fiestas y mercadillos, siempre que no sea competencia desleal con los establecimientos del municipio.

El street food: negocio vs. calidad

El street food y los productos hand made
Junto al street food de Barcelona, se une la música, el arte, la cultura y las diferentes expresiones artísticas con el fin de crear una programación atractiva y duradera.

El que esto ocurra, ha llevado a los organizadores de eventos a crear una programación bastante atractiva que permite a los visitantes disfrutar del trabajo de profesionales culinarios en una ruta gastronómica de alta calidad y al mismo tiempo ser partícipes de extensas muestras de objetos de todas las tendencias, acompañados de una gran oferta musical, cultural, literaria y artística adaptada a todas las generaciones de tal manera que se convierta en una cita de amigos, familia y amantes de la cultura y el buen comer. Alternativas, que han ido convirtiendo al street food español en un evento de gran reclamo para turistas y locales.

Sin embargo, el éxito de los primeros eventos también ha ido atrayendo a un amplio número de food trucks que con ansias de convertir esta exitosa tendencia en negocio, han ido relegando a un segundo plano, lo más importante que es la experiencia culinaria, la calidad del producto empleado y el servicio ofrecido al visitante.

Ahora restaurantes
En el street food empiezan a participar restaurantes y marcas conocidas en el mundo de las bebidas y la gastronomía.

Y por otro lado, el convertirse en una tendencia en auge ha llevado también a que muchos organizadores de eventos se sumen al street food, suban los costes de los alquileres de espacios y celebren sus eventos en la misma fecha, llegando incluso a celebrarse de cuatro a seis encuentros en forma simultánea. Esta situación, no sólo está ocasionando la reducción de asistentes a las convocatorias sino que también perjudica a los food trucks, stalls, tenderetes o participantes de la comida callejera que por un lado no pueden asumir los costes y por otro, llegan a perder gran parte de su producción de fin de semana por falta de participantes.

La fuerte competencia entre organizadores ha llevado a emplear nuevas estrategias para que sus eventos sigan contando con una asistencia masiva. Es así como el modelo del street food empieza también a atraer a los restaurantes y marcas más destacadas de la ciudad que ya comienzan a instalar sus propios food trucks o por el contrario se ahorran los costes de esta caravana y acceden a espacios de los eventos para decorar hasta crear su propio restaurante móvil, adaptándolo al concepto del street food.

No es masividad, es la calidad lo que se debe conservar

Son muchos los resultados que ha dejado el fenómeno del street food en España en tan corto tiempo, lo que ha llevado a sus protagonistas a exigir un poco más de orden y una voz que los dirija ya que el objetivo de quienes trabajan en el mundo de los food trucks y el street food es también ganar un salario digno en su trabajo de tal manera que puedan con sus ganancias mantener la calidad que se exige esta tendencia y más si se lucha para que se convierta en parte de la cultura gastronómica del país.

Participar en el street food
El sello de calidad del street food es profesionalizar la comida callejera.

En este nuevo fenómeno culinario, se está confundiendo la masividad con la calidad. Y para no perder la focalización del objetivo de consolidar el street food en la cultura gastronómica de España, se empiezan a crear organizaciones como Come Calles en Barcelona y Street Food Madrid, entidades que tienen como fin de aprender, conocer, difundir y crear el camino para mejorar y trabajar por la defensa y promoción de la cultura del street food.

Cuando los food trucks empiezan a rodar por el país

Al principio en el street food, todos concentraban sus fuerzas en la decoración de la caravana y los más expertos en la calidad y producción original de la comida. Ahora conscientes de que el street food es una tendencia en auge en la que empiezan a participar muchas personas, los protagonistas de esta saben que tienen que ir de la mano con las normas que vayan a la altura de otros sectores gastronómicos.

Madrid es un ejemplo de los cambios a nivel de sanidad que se han ido adaptando en los eventos de gastronomía callejera y conscientes de que los food trucks de Barcelona ya empiezan a rodar por los diferentes rincones de España, Come Calles ha investigado y realizado una entrevista a los asesores en materia de seguridad alimentaria de Madrid, quienes aseguran que las normas que se aplican son una nueva alternativa para que el street food sea más que una tendencia y haga parte de la economía y el ocio de las ciudades.

Responsabilidad en el street food
Crear zonas comunes para que los food trucks y los puestos de comida callejera puedan proteger sus productos y servicio, son recomendaciones que Sanidad espera sean asumidas por los responsables directos de los eventos.

También hacen un llamado a los organizadores de los eventos ya que son ellos los que deben velar para que los food trucks y participantes de la gastronomía callejera cuenten con los servicios adecuados para que su materia prima se conserve y su trabajo sea más fácil a la hora de cumplir con las normas. Crear zonas comunes para limpiar sus utensilios, conservar frescos los alimentos y contar con espacios para almacenar sus productos, son algunas de las recomendaciones que esperan asuman los responsables directos de los eventos.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Madrid ha creado una serie de normas para que tanto los food trucks como los puestos de comida callejera adapten a la hora de participar en un evento dentro de Madrid. Entre las recomendaciones destacan:

Comprobar las temperaturas: Recuerdan que la conservación de todos los alimentos debe ser en frío y deben conservar las temperaturas originales. Respecto a las salsas y los ingredientes complementarios de los platos elaborados, también deben conservarse en frío.

Como lo citamos en el artículo Los 5 consejos para ser un auténtico Food Truck, los alimentos no deben perder la cadena de frío, si son muchos los kilómetros que se recorren, recordad que el transporte del producto hasta el evento en el que se participe, debe mantener fresco. Los asesores en materia de seguridad alimentaria de Madrid señalan que son las organizaciones de los eventos, las que deben proporcionar a los participantes zonas comunes de frio para que almacenen sus productos y dejen espacio suficiente en sus caravanas para asumir mejor sus funciones.

Street food
En Barcelona los food trucks empiezan a seguir las normas que se exigen para mantener la calidad del street food.

Uso adecuado del Agua: debe de haber agua fría y agua caliente en el lavamanos de cada food truck. Además deben disponer de jabón con dispensador y toallas de un solo uso. También, deberán poder comprobar el proceso de higienización de los bidones del agua y cloración con albaranes del proveedor.

Menaje: Siempre debe ser desechable. Y por otro lado, los utensilios de cocina deben ser higienizados mediante máquinas lavavajillas y con una temperatura y tiempo de aclarado suficiente para una correcta higienización. Se espera que las organizaciones de eventos puedan adaptar zonas comunes de menaje para que este proceso sea un éxito ya que se es consciente del poco espacio que tiene el food truck  para instalar máquinas lavavajillas.

La Trazabilidad: Todos los productos deberán tener fecha tanto de compra de los mismos como de segundas caducidades. Es decir, una fecha que indique cuándo se ha elaborado para saber hasta cuándo se puede consumir.

Facturas, precios y avisos: Se recomienda que todos los participantes tengan un establecimiento de referencia o restaurante donde preparar sus productos con antelación. Deben hacer facturas y los precios de la oferta gastronómica tendrán que aparecer de forma visible al público.

Es muy importante tener al servicio del cliente hojas de reclamaciones y fichas de trazabilidad impresas que permitan identificar de donde provienen sus productos alimenticios y así, comprobar la veracidad de esta información.

Higiene de aseos: La higiene de los aseos es otro elemento importante a la hora de participar de los eventos y para ello Sanidad exige que haya personas contratadas exclusivamente para ocuparse de esta área y que a su vez controlen el número de personas que lo utilizan y limpien de forma constante estos hasta finalizar el evento.

Uso de guantes: No es obligatorio, pero recomiendan que las personas que los usen cambien estos de forma constante para mantener la higiene de las manos y a su vez tengan cuidado de no recibir el dinero con las mismas manos con las que se manipulan los alimentos. Por ello también recomiendan que se disponga de jabón con dispensador y toallas de un solo uso.

Satisfacer las exigencias del consumidor, evitar la contaminación de alimentos y mantener la higiene en los espacios donde se manipula la comida, son objetivos que requieren de normas que finalmente terminan por consolidar la calidad de cada food truck y puesto de comida callejera.

Los espacios y el aforo
El número de asistentes a cada convocatoria y la selección de un espacio adecuado para el evento también son claves en el street food.

Otros aspectos como los espacios elegidos para el desarrollo de los eventos o el control del aforo, son hechos que se empiezan a trabajar tímidamente pero que dentro de poco también contarán con supervisión y normas de control exhaustivas.

Para las personas que trabajan en la sanidad de Madrid, los food trucks de Barcelona destacan por ser los que se acercan más al cumplimiento de sus normas, son los que más cuentan con instalaciones propias y son muy receptivos a la hora del cambio.

En Come Calles creemos que en este corto trayecto del street food en España, además de que Barcelona y Madrid llevan la batuta en importantes aspectos, detrás hay un grupo de profesionales que en silencio, despacio y con muchas ganas están haciendo historia y buscando la fórmula para que la gastronomía callejera se convierta en un sector que lo tiene todo para ser parte del ocio, el turismo y la mejor gastronomía del país.

Ahora solo es cuestión de escuchar, ayudar y trabajar de forma conjunta entre organizadores de eventos, protagonistas de la gastronomía callejera y gobierno, para que el street food avance y supere los obstáculos para finalmente convertirse en un sector que de ser bien manejado, puede llegar a convertirse en otra alternativa económica viable para todos.

2 comentarios en “El Street Food revoluciona a España”

    1. Gracias por tu comentario. Te invitamos a que aprecies en la foto de portada el conjunto de food trucks en el Castillo de Montjuic con los asistentes alrededor de ellos, un buen ejemplo para dar respuesta a tu solicitud. Un cordial saludo desde Come Calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *